Couthures sur Garonne

Se desconocen muchos elementos del pasado histórico de este pueblo. Su nombre proviene del latín Culturis que significa tierras fértiles. Efectivamente, las riadas aportaban regularmente sedimentos que enriquecían los suelos, haciéndoles más fértiles. En sus orígenes el pueblo presentaba esencialmente casas de madera que se desplazaban según las crecidas y los movimientos del lecho del Garona. La agricultura, la pesca y la explotación de madera flotada eran las actividades principales de los habitantes.

JPEG - 25.5 KB
Couthures sur Garonne
JPEG - 31.9 KB
Château Peager

Un castillo de peaje fue construido en el siglo XII por Juan sin Tierra e integrado a las murallas de la ciudad, que fueron edificadas en esa misma época. El conjunto servía sobre todo para vigilar el paso de las embarcaciones y los vados del Garona. Las murallas del castillo se conservaron con ladrillos hasta finales del siglo XVI pero las crecidas acabaron destrozando el conjunto en el siglo XVIII. Aún quedan vestigios que se pueden entrever en el lecho del río en momentos de estiaje.
La iglesia de Couthures

JPEG - 25.6 KB
Eglise de Couthures

En el siglo XIII, Couthures poseía una iglesia de estilo romano, construida cerca de las murallas. Fue devastada por el río Garona y reconstruida en otro emplazamiento del pueblo en el año 1658. Aunque también fue destruida y otro edificio de estilo neorrománico se levantó en 1848 a partir de planos corregidos por el conocido arquitecto Viollet-le-Duc.
Los muelles y la cala fueron construidos a principios del siglo XIX, bajo el reinado de Napoleón I. Con el auge de la navegación a finales del siglo anterior, el pueblo se convirtió en un sitio ineludible para los negocios del vino, de la harina y de los productos de la pesca.

JPEG - 24.7 KB
Ancien Pont de Couthures

El antiguo puente de Couthures

Inaugurado en 1846, el primer puente de Couthures era un puente suspendido con peaje que unía Couthures-sur-Garonne y Sainte-Bazille. Este puente medía 180 metros de largo y pesaba 700 toneladas. Desde el puente, los niños de Couthures hacían delante de la iglesia competiciones de chapuzones en el Garona. En ese punto preciso hay una profundidad de unos 15 metros. Por razones de mantenimiento y de desarrollo de los transportes, el puente fue destruido en 1979 y sustituido por uno nuevo en 1981, más moderno y adaptado a los nuevos medios de transporte.
Del puente suspendido de Couthures solo queda un pilar donde reposa un cañón.
A finales del siglo XIX, una familia local había cedido dos cañones a la ciudad para avisar a los habitantes de las crecidas del río. Uno fue donado al alcalde, y el otro al cura del pueblo, cada uno tiraba, a turnos; el primero se encargaba de avisar a sus administrados y el otro a sus fieles. Hoy día, el anuncio de las crecidas se hace por toque de sirena desde la ciudad de Meilhan, después de que la prefectura de Lot-et-Garona haya dado la alerta.

El Garona y el pueblo :

Acurrucado en un meandro del Garona, el pueblo de Couthures-sur-Garonne vive al ritmo de uno de los ríos más grandes de Francia: El Garona.
El Garona es el quinto río más grande de Francia. Nace en los Pirineos españoles, en pleno corazón del Valle de Arán, y recorre 525 Km, 478 de los cuales pasan por Francia. El Garona es un río más bien inestable que hasta un pasado muy reciente conocía varias crecidas cada primavera. Circunstancias meteorológicas excepcionales (deshielo de la nieve asociado a fuertes episodios de lluvia en gran parte de su cuenca) han provocado inundaciones históricas, marcando la memoria de los habitantes por lo enormes que fueron los daños causados. Los mayores llamaban “Aïguats” a las crecidas más grandes del Garona. La crecida de 1875, llamada “Aïguat de San Juan” ha sido la más terrible pero el Garona ha conocido otras crecidas históricas importantes, como las de 1930, 1952, 1981 y últimamente en 2000. La naciente del río Garona se encuentra en el macizo de La Maladeta, en Aragón, donde se mete por el Trou du Toro (Sumidero de Aigualluts) para desembocar, 4 kilómetros más lejos, en el valle por una resurgencia en los Uelhs deth Joeu (los ojos de Júpiter). Fue Norbert Casteret quien habló de esta fuente en los años 1930. Para los españoles, el Garona nace cerca del Pla de Beret.
El Garona es aún un torrente de montaña cuando atraviesa la frontera antes de ensanchar considerablemente su curso en las planicies de Tolosa, al unirse al río Ariège. Luego, el Tarn también incrementa su caudal, justo después de Moissac y lo mismo ocurre con el Lot después del Aiguillon. Por último, en la lengua de tierra denominada Ambés se reúne con el río Dordoña formando así el Estuario de la Gironda.
Pero en Couthures-sur-Garonne los habitantes sienten una verdadera devoción por este río, convirtiéndolo en punto fuerte de su vida. La historia de Gens de Garonne se cuenta y se pone en escena en un espacio multisensorial en decorados mecanizados y un sonido espacializado. Es la historia completa de los habitantes puesta en escena con efectos ópticos, juegos de luces y proyecciones en relieve.