Tonneins

Con cerca de 10.000 habitantes, la ciudad de Tonneins sigue la corriente del Garona y abraza la orilla derecha en más de dos kilómetros. Tonneins, que supo sacar partido de su ventajosa proximidad con el río, se dio sobre todo a conocer por su pasado industrial, en sectores como el del cáñamo y del tabaco, en funcionamiento hasta una época muy reciente.

JPEG - 31.3 KB
Tonneins - Quais de la Garonne

Los muelles del Garona
Gracias a su situación privilegiada entre el río y el cerro, Tonneins fue sitiado desde la Antigüedad. La ciudad actual procede de dos aldeas muy cercanas, fundadas en la Alta Edad Media. Tonneins dessous fue construida sobre una elevación rocosa a lo largo del río Garona mientras que Tonneins dessus fue edificada poco después más río arriba. Pertenecían a dos baronías y dos parroquias distintas, la iglesia de Tonneins dessous bajo advocación de Nuestra Señora de Mercadieu y la de Tonneins dessus bajo advocación de San Pedro.
Ambos lugares sufrieron durante la Guerra de los Cien Años y más aun durante las guerras de Religión. Tierras de asilo para los Protestantes durante el siglo XVI, se convirtieron rápidamente en un lugar importante, hospedando a Jeanne d’Albret y a Enrique de Navarra, futuro rey Enrique IV.
Durante las revueltas de principios del siglo XVII, debido a su carácter insumiso, las dos aldeas fueron arrasadas en manos de las armadas reales en 1622. El único lugar que sobrevivió fue la imponente casa del passeur, que todavía se puede ver en la orilla del Garona. Poco a poco, los habitantes fueron reconstruyendo las dos aldeas.
A finales del siglo XVII se creó un impuesto sobre los blasones con la finalidad de financiar las obras del castillo de Versalles. Aunque los habitantes de las dos Tonneins no poseían ningún blasón, vieron con sorpresa como se les impuso uno. Decepcionados por los blasones atribuidos, los Cónsules de Tonneins dessous optaron finalmente por la hoja de Lys coronando dos torres sobre un fondo azur. Los de Tonneins dessus escogieron tres estrellas coronando una media luna sobre fondo verde. En una época posterior, los dos blasones fueron reunificados en uno solo.
La Manufactura real de tabaco.

JPEG - 21.7 KB
Tonneins - Manufacture royale à tabac

A principios del siglo XVIII, el cultivo del cáñamo favoreció el desarrollo de muchas cordelerías, pero en realidad fue más bien una época dorada para la producción de tabaco, que ya se practicaba en la región desde finales del siglo XVI, con la creación en 1721 de una manufactura real.
Construida a lo largo del río, contaba con 1.200 personas y producía polvo y mascado de tabaco. La parte principal del edificio todavía existe.
La experiencia de los obreros, la calidad de la tierra de la llanura aluvial y la ventaja de estar al lado del puerto del Garona, dieron a conocer la ciudad por su buena calidad de producción, convirtiéndose así en la “ciudad del tabaco”.
Poco después de la Revolución Francesa, el fin de las Fermes Générales (compañías de finanzas del Antiguo Régimen) conllevó la creación de cinco manufacturas privadas. Fue en ese momento de la historia cuando las dos aldeas de Tonneins se unieron, y bajo la Convention se llamó durante un tiempo Tonneins-la-Montagne hasta convertirse, ya después de 1795, en Tonneins.
El cultivo del tabaco

JPEG - 35.8 KB
Culture du tabac

En 1875, el tabaco de Tonneins alcanzó tal popularidad que el gobierno creó una imponente manufactura con un edificio de producción de 350 metros de largo por 150 de ancho así como un pabellón para la dirección, construido éste en un gran parque.
Pero la competencia del tabaco rubio y el final del monopolio de fabricación de cigarrillos en 1976 acarrearon un lento declive en la producción de la manufactura de Tonneins, que cerró definitivamente en el año 2000. Este vasto conjunto de edificios está, actualmente, a la espera de encontrar una nueva función.

JPEG - 26.8 KB
Tonneins - Marché de l’été

Aunque últimamente, las producciones de tabaco y de cáñamo parecen estar renaciendo.
Se trata de una ciudad dinámica que tiene actividades durante todo el año con múltiples acontecimientos, tanto deportivos como festivos.
Los muelles que dominan el Garona desde una veintena de metros se van perfilando a lo largo de todo el río. Jalonados por la antigua manufactura real y el antiguo lavadero, ofrecen un agradable paseo que se puede continuar al otro lado de la orilla cruzando el puente construido a principios del siglo XX.
Las rocas del Reculay

JPEG - 35 KB
Tonneins - Les roches du Reculay

Aguas arriba de la orilla izquierda se encuentra el pequeño cementerio de Saint Germain. Estas tumbas antiguas recuerdan la existencia de la antigua parroquia de Saint Germain de Rivière, creada en el siglo VI y cuya iglesia ha desaparecido, desgraciadamente.
Más lejos, una agradable área de picnic nos permite descubrir las espectaculares rocas de Reculay que cubren con su masa oscura el lecho del río. En la orilla izquierda del río encontramos un canal de 800 metros de largo, creado en el siglo XIX para permitir a los barcos de transporte esquivar este obstáculo infranqueable, y que hoy en día es un regalo para los amantes del kayak y de las sensaciones fuertes.

JPEG - 23.9 KB
Tonneins - Canoë sur la Garonne